un hombre de negocios muestra las normas iso

Por qué “la ISO” tiene dos normas para la gestión de proyectos?

Son dos normas complementarias no sustitutivas. Tiene una para la gestión de proyectos (21500) y otra para sistemas de gestión de calidad en el ámbito de proyectos (10006). Ambas no son certificables si queremos la certificación necesitaremos la ISO 9001/2008.

 

A continuación, detallamos la diferencia entre ambas:

  • La ISO 10006/2003:  No es una norma sobre gestión de proyectos.  Es una norma sobre sistemas de gestión de calidad en proyectos. Es una norma cuyo objetivo es brindar directrices adicionales, no requisitos, que clarifican a las empresas aspectos relevantes de la gestión técnica.
    La ISO 10006/2003 hace énfasis en el sistema de gestión a través del cual se puede gestionar la calidad en los proyectos y es una norma muy útil para empresas matriciales fuertes que quieren adoptar una norma ISO 9001/2008 y alcanzar una certificación.

 

  • La  ISO 21500/2012: es una norma específica para la gestión de proyectos.  Se trata de una guía, no de una norma de requisitos, por tanto hay certificación.
    ISO 21500/2012 tiene como objetivo de estudio la gestión de proyecto, los procesos y áreas de gestión y es convergente con cuerpos de conocimiento como el PMBoK, es útil para empresas que quieren estandarizar y mejorar su gestión de proyectos .  Algo interesante es ver que efectivamente hay un punto de convergencia, de ahí la complementariedad, en cuanto a la forma en que se gestiona el proyecto (buenas prácticas –según 21500- y sistema de gestión de calidad –según 10006-).  De esta vinculación y su integración práctica, podría verse ampliamente beneficiada la configuración de trabajo de una organización en el ámbito de proyectos.

 

La consecuencia más inmediata de la aparición de las ISO en la Gestión de Proyectos es la apertura de los mercados a un comportamiento global, como consecuencia de haber un acuerdo internacional sobre los principios y directrices en la Gestión de Proyectos.
Es decir, que tanto las organizaciones como los profesionales que gestionan y dirigen proyectos pueden manejar los mismos conceptos y estructura en sus relaciones contractuales y de trabajo con clientes, socios, proveedores y demás agentes intervinientes. Esto facilita la expansión de los negocios por proyectos al ámbito internacional.  Por lo tanto la Gestión de Proyectos con las ISO ofrece una ventaja estratégica a las empresas.

Otro aspecto muy importante es el laboral, pues los Equipos de Gestión del Proyecto, se constituyen o completan como consecuencia de un contrato cuya singularidad vendrá dada por la definición de un alcance o requisitos, un plazo determinado, un coste previsto, un entorno geográfico y unos agentes que intervienen. Esto implica la participación de profesionales de múltiples especialidades y nacionalidades, requiriendo colaboraciones con agrupamientos rápidos y temporales, cuya flexibilidad, eficiencia y eficacia vendrá marcada por conocer y aplicar los procesos directivos consensuados de manera global en las Normas Internacionales ISO relacionadas con la Gestión de Proyectos. En este sentido, cobra especial relevancia la formación y capacitación de profesionales en la Gestión de Proyectos, pudiendo hacer referencia a certificaciones profesionales como la de PMP® del PMI® basada en el conocimiento de la Guía PMBoK cuyo capítulo 3 coincide en más del 90% con la ISO 21500 . La Gestión de Proyectos con las ISO es una ventaja directiva para los profesionales que dirigen proyectos.

Las normas ISO 10.006 y 21500 son estándares de conocimiento internacional, como PMBoK, PRINCE2, ICB3. O sobre Gestión de Proyectos, no son certificables, de forma que a su vez, se han recogido en estándares de conocimiento que si son certificables como la ISO 9001/2008 y como es el PMP® del PMI®.

Recibe los últimos blogs en tu buzón