gestión de proyectos, desarrollo de software, ágil scrum methodologiesÁgil y Predictiva son dos metodologías de trabajo utilizadas para la gestión de proyectos. Cada una de ellas tiene su entorno y su aplicabilidad como consecuencia inherente a sus diferentes planteamientos. Sin embargo, es muy posible que algunos de nuestros proyectos puedan verse beneficiados de la correcta interacción entre ambas metodologías.

 

Como sugiere su propio nombre, la metodología Predictiva utiliza un diseño de proceso secuencial. El desarrollo fluye secuencialmente desde un punto inicial hasta un punto final con diferentes etapas, que habitualmente son las siguientes: concepción del proyecto, iniciación, análisis, diseño, construcción, pruebas, implementación y mantenimiento.

Por su parte, la metodología Ágil utiliza un proceso de acercamiento iterativo al producto final. Se desarrolló esencialmente en respuesta a las limitaciones de los procesos secuenciales como Waterfall, que son bastante cerrados. Las metodologías ágiles permiten una mayor libertad. Ágil carece de un plan de acción predeterminado para realizar el proyecto. En su lugar, los integrantes de los equipos son libres de realizar cambios en el proyecto a medida que va evolucionando o las circunstancias son diferentes.

Combina las ventajas de metodologías ágiles y predictivas en un portafolio híbrido con ITM Platform

Cada metodología cuenta con unas ventajas y unos inconvenientes. Vayamos al grano:

Ventajas de Ágil

Ágil ofrece un modelo increíblemente flexible, que permite adaptarse evolutivamente a las necesidades de un mundo cambiante. El proyecto se divide en pequeñas tareas desarrolladas por grupos independientes que trabajan simultáneamente e interaccionan entre ellos. Los clientes intervienen y las pruebas del producto ocurren simultáneamente a la realización del proyecto, con lo cual se consigue una mejora continua y una adecuación constante del producto a las necesidades reales.

La metodología Ágil es especialmente útil cuando el objetivo del proyecto no está claramente definido o cuando el cliente no conoce cuáles son exactamente sus necesidades. El feedback mutuo entre el equipo del proyecto y los clientes, conseguirá que progresivamente los objetivos del cliente y el producto facilitado por el equipo vayan convergiendo hacia un mismo punto, consiguiendo un resultado satisfactorio.

En estas metodologías la comunicación cobra un papel fundamental, tanto entre los miembros del equipo, entre los diferentes equipos que se reparten las tareas de un proyecto, y entre todos estos y los clientes.

La comunicación integra los procesos de desarrollo, consigue la cohesión entre el personal y los clientes y garantiza la coherencia del resultado del proyecto con los objetivos que se van planteando de manera dinámica.

Lee también Diferencias entre Kanban y Scrum

Ventajas de Predictivo

Previamente en la realización de cualquier proyecto utilizando metodologías Predictivas, es necesario tener un objetivo claro y realizar una planificación meticulosa.

Precisamente, dado que se sabe exactamente a dónde se quiere llegar y cómo se va a hacer, una vez que comienza un proyecto que utilizan estas metodologías, consigue llegar al final de manera rápida y segura. Es posible realizar tablas horarias y presupuestos precisos previamente a la ejecución del proyecto, y estos se cumplen con pocas desviaciones. Esta correspondencia entre lo dicho y lo hecho satisface a los clientes.

Además, la exactitud de este sistema de trabajo consigue que exista una documentación extensa y precisa de todo lo que se tiene que realizar en el proyecto en cada momento. Por tanto, en caso de que alguno de los miembros del equipo, por circunstancias profesionales o personales, no pueda continuar hasta el final del proyecto, otra persona podrá ocupar su lugar. Solamente será necesario que se ponga al día de la situación exacta del proyecto y de lo que tiene que hacer hasta el final, y podrá desarrollarlo sin mayor problema.

Inconvenientes de Ágil

Precisamente como consecuencia de su flexibilidad, Ágil muestra una estructura muy débil. Existe poca exactitud en la planificación del proyecto, desde los plazos de entrega hasta los presupuestos. Como no existe un plan concreto, todo parece flotar en el vacío.

Además, como también se dijo antes, la comunicación, la implicación personal y la colaboración se necesitan para garantizar el éxito de un proceso Ágil. Esto puede ser problemático, especialmente si trabajamos con equipos poco colaboradores.

La necesidad de una estrecha y permanente comunicación, puede consumir mucho tiempo en reuniones e intercambios de contenidos.

Por su parte, además, las metodologías ágiles son mucho más dependientes de la presencia de las mismas personas desde el principio hasta el final del proyecto. El abandono de alguno de los integrantes del equipo se acusará mucho más que en la metodología Predictiva.

Inconvenientes de Predictivo

El principal inconveniente de la metodología Predictiva es que es una metodología menos flexible que la metodología Ágil y esta flexibilidad se consigue porque no planificamos con demasiada antelación.

Alterar el proyecto en cualquiera de sus etapas puede ser una auténtica pesadilla para el Project Manager, pues una vez analizada toda la planificación es muy difícil introducir cambios.

Otro inconveniente es que el feedback que pueden dar los clientes y las pruebas realizadas, no se consigue hasta estados muy avanzados del proyecto. Por tanto, si existe algún problema, no se podrá responder a él hasta encontrarse muy avanzado el proyecto, lo que implica un consumo muy elevado de tiempo, esfuerzo y dinero.
Entonces, ¿cuál es mejor?

Cada una de ellas tiene sus ventajas y sus inconvenientes y es tarea del Project Manager saber escoger una u otra en función de las necesidades del proyecto, de las exigencias de los clientes y del equipo del que disponga. No obstante, dado el dinamismo del mundo actual, Ágil sería la elección adecuada para los que saben en qué dirección se desea caminar pero no se conoce con certeza a dónde exactamente se quiere llegar. Por ello, es la metodología que más se está utilizando en estos momentos por empresas de todo el mundo.

Otra de las ventajas de Ágil es que permite la integración con otras metodologías de trabajo actuales y muy interesantes para la organización de una empresa. Probablemente el principal ejemplo sea Kanban que puede aumentar tu productividad tanto a nivel empresarial como personal.

Por su parte, la metodología  Predictiva sería la elección para proyectos estáticos en los que no se espera que sea necesario realizar cambios a lo largo del desarrollo del proceso.

Sin embargo, estas son directrices generales. El Project Manager debe individualizar la elección de la metodología en función de cada proyecto y utilizar sus habilidades para escoger una u otra en función de las necesidades del proyecto, de las exigencias de los clientes y del equipo del que disponga.

Todo esto es precisamente lo que ofrece ITM Platform: una solución informática en la nube capaz de dar respuesta a las necesidades de los Project Manager, facilitándoles acceso sencillo a herramientas de gestión de proyectos que utilizan las metodologías ágiles. Todo ello en una solución informática escalable, para que puedas adaptar los servicios que contratas a tus necesidades reales y a las de tu empresa.

Regístrate y pide tu plantilla Kanban gratis!

Kanban con ITM Platform

Artículos más leídos en ITM Platform y que te recomendamos:

Una lista para el Project Manager: 10 consejos para tener éxito. 

¿Qué es la gestión online periódica?

¿Kanban puede aumentar todavía más tu productividad?

Prueba ITM platform, verás cómo cambia la manera de gestionar tu empresa.

Juan Delgado-Blogger ITM Platform

Recibe los últimos blogs en tu buzón